Juegos para beber alcohol

juegos para beber alcohol¿Por qué nos fascinan  los juegos para beber alcohol?

Se dice que el alcohol tiene sus propiedades ocultas, pues después de unos cuantos tragos nos sentimos diferentes, como si de otra personalidad se tratara. Algunos más alegres, otros medios melancólicos, pero en fin, todo gracias al alcohol. Pero, existe una metodología que puede hacer que todos nos divirtamos, y se encuentra en un conjunto de juegos para beber alcohol.

No es para disparatarnos y tener reacciones violentas, la idea principal es la diversión a todo dar y que todos salgamos alegres y contentos.

Es de esperarse, que en la mayoría de los casos no ingerimos licor de manera solitaria, y si no hay invitación previa, es como las hormiguitas al pastel, van llegando de uno en uno. Entonces, es la ocasión ideal para juntarlos y que nos divirtamos en conjunto.

Los juegos para beber alcohol, no es una idea que nace de la nada, a medida que nos ponemos alegres, aumenta el ánimo para participar de las mas alocadas actividades que nos surtan entretenimiento.

 Juegos para beber alcohol . Perder o ganar.

Es coincidencia, que algunos tratemos de repeler un poco en aquellas actividades donde la temática sea perder o ganar, porque la estrategia es divertirse a lo máximo.

Sin embargo, el riesgo se hace posible, solo por estar dentro del grupo haciendo lo que todos hacen o hacer que los demás hagan lo que uno hace.

Todo sea por entretenerse. Por eso, hacemos un recorrido por los juegos para beber alcohol, que más resonancia tienen en cuanto a aceptación y dinamismo de entretenimiento.

  1. Un limón medio limón. Es muy parecido a los trabalenguas. Todo se inicia donde el primer jugador dice la frase “un limón medio limón (?) limones” donde (?) es un numero aleatorio que el primer participante dice para que el próximo participante lo repita. Sería así: “un limón medio limón tres limones”. El siguiente participante diría: “tres limones medio limón siete limones”, y así sucesivamente hasta que uno de ellos se trabe. Queda de parte del grupo, si se castiga o no al participante que pierda. Todo es diversión.

 

  1. Palabras encadenadas. En este juego para beber alcohol se hace siguiendo el sentido de las agujas del reloj. Cada uno de los participantes, en forma ordenada, debe decir una palabra y el otro participante dice otra que comience con la última silaba de la primera palabra que le han dicho. Ejemplo: ropa, paso, sótano, noruega, ganso… y así hasta que alguien no logre enganchar la silaba y pierda. Al principio es fácil, pero al cabo de un rato y con unas copas de más, ya veremos.

 

  1. Mayor o menor. Este juego tiene una popularidad en aquellos que toman por ronda y la peor parte la lleva siempre el que pierde. Es uno de los muchos juegos para hacer en grupo . Consiste en lo siguiente: sentados en una ronda, se le pregunta al jugador sobre la carta que se sacará, si es mayor, menor o igual. Si el jugador acierta mayor o menor no acontece nada y el turno es para el próximo jugador. Si acierta la carta con igual, los demás toman la ronda y paga el jugador. Si pierde con mayor o menor el jugador tiene una bebida gratis, pues los demás tendrán que pagársela, pero si pierde con igual, el jugador pierde notablemente porque todos toman doble y paga el jugador. Así que, la suerte nos acompañe.

 

  1. Pim, Pam, Pum. Es sencillo de jugar pero con una dificultad tremenda a medida que va pasando el tiempo, pues hay que pensar bien antes de hablar y bebiendo, pues serán unos cuantos los perdedores. Se debe decir los números en orden, pero con la siguiente salvedad. No se dirá el numero tres, ni los múltiplos de tres, ni otros números que contengan tres, en vez de eso se dirá PIM. Lo mismo sucederá con el número cinco, ni sus múltiplos, ni los que contengan cinco, se dirá PAM. Y también con el número siete, ni múltiplos, ni otros números con siete, en vez de esos se dice PUM. Se dirá así: 1, 2, PIM, 4, PAM, PIM, PUM, 8, PIM, PAM, 11… hasta equivocarse. El que pierda, ya será consenso del grupo si bebe un trago o paga la ronda.

 

  1. El búfalo. Es muy jugado en Islandia y poco a poco ha ganado terreno en otras latitudes. En este juego se reúne todo el grupo a beber de lo más normal con la única condición de que si se es diestro beberá todo el tiempo con la izquierda y viceversa. Es cuestión de estar atento, porque aquel que lo haga con la mano contraria a la indicada, le dirán ¡Búfalo! Y deberá beber todo lo que tiene en el vaso a toda prisa. Debe entonces, esperar a que todos terminen la ronda para poder pedir. Hay quienes se valen para que el perdedor sea el protagonista de una ronda gratis para todos.

 

Los juegos para beber alcohol no siempre cumplen su cometido, a medida que se va perdiendo también se van quedando sin dinero o en su defecto van quedando de uno en uno todos borrachos.

La idea es pasarla bien, entre risas y diversión, compartiendo con nuestros amigos y en sana paz. Estos juegos, son referencia de muchos que son aun más complejos o demandan más jugadores o sitios especiales para desarrollarlos y jugarlos como debe ser. Como por ejemplo juegos que necesitan un área como la playa para hacerlos más interesante y que cumplan las misiones que se les indiquen a los participantes.

Pero nos engañemos, existen muchos juegos para mayores. Echad un vistazo aquí.

No Responses

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *